Letras y más letras

Cuando nos encontramos con un niño que todavía no ha adquirido la lectura con cierta edad por diferentes motivos, la imaginación y la perseverancia son los mejores aliados.

Si únicamente trabajamos la adquisición de la lectura y escritura con los mismos métodos, el alumno puede terminar aburriéndose, por lo que deberíamos utilizar otras actividades más manipulativas como complemento.

 

Un ejemplo de ésto es moldear las letras trabajadas con plastilina o realizar dictados  silábicos con plastilina.

Anuncios

Autor: pilarle

Maestra de Educación Especial en el Colegio Madre del Divino Pastor (Andújar). Interesada en las nuevas tecnologías, las pedagogías alternativas y metodologías activa e inclusivas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s